Manual para dummies sobre el plan de marketing de una marca tras terminar el branding de tu negocio

Al emprender un negocio digital, todos deseamos que las visitas que llegan a la web sientan una conexión emocional con nuestra marca. 

Queremos reflejar lo que somos y mantener una coherencia con nuestra identidad visual.  Es importante preparar una serie de acciones, conocer cuánto cuesta una página web, encargar un logotipo que nos represente, conocer a nuestra audiencia, identificar nuestra propuesta de valor, definir nuestra personalidad de marca, etc. Esta fase inicial es lo que llamamos el branding o creación de marca. 

¿Pero después, qué viene? Cuando termina el branding empieza el plan de marketing digital para tu marca

Nos encontramos muy ilusionados porque “estamos arrancando” y cometemos el error más común de pensar que nos va a llegar tráfico solo por tener una página web.

En este momento también es muy frecuente no saber qué hacer ni por dónde continuar. Al hablar del plan de marketing digital de una marca, nos referimos a que se desarrollará a medio y largo plazo. Atraer tráfico y fidelizarlo requiere más paciencia que crear una página web, pero tiene resultados mucho más tangibles.

Porque una web, las redes sociales y la presencia digital en general no son simples “gestiones iniciales” que después funcionan solas. Por eso, diseñar el plan de marketing es tan importante, o más, que el simple hecho de tener presencia en la red. Cada plan es diferente y depende del proyecto concreto, pero estas son las acciones más comunes que los componen:

1) SEO/tráfico orgánico

El tráfico orgánico es el flujo de visitantes que llegan a tu sitio web desde una búsqueda en Google u otros motores de búsqueda, de forma gratuita. En la mayoría de los casos es la principal fuente de tráfico web y, por tanto, el principal canal de adquisición. Por ello, es imprescindible estar bien posicionado en las búsquedas que te interesen. La inversión en posicionamiento SEO incluye muchos aspectos, aquí nos vamos a centrar en los más genéricos que ningún sitio web debería eludir:

Elección de tus palabras clave

Una de las bases de toda estrategia de SEO es detectar las palabras clave de búsqueda más apropiadas para que encuentren tu negocio. Se trata, por tanto, de investigar qué busca la gente que puede estar interesada en tu servicio o producto. Para ello, existen herramientas como el planificador de palabras clave de Google Adwords (aunque no tengas pensado contratar anuncios de pago) o simplemente las sugerencias de Google para completar las búsquedas.

Optimizar los contenidos

Naturalmente, en la redacción de contenidos de tu web debes tener en cuenta las palabras clave que hayas elegido y tratar de incluirlas en lugares estratégicos como los títulos. Eso sí, ante todo, naturalidad, porque el algoritmo de Google es cada vez más inteligente para detectar la sobreoptimización. Otras buenas prácticas para optimizar los contenidos de un sitio son incluir enlaces internos entre tus páginas web, utilizar palabras clave pertinentes en el atributo “alt” de las imágenes, crear una cuenta en Google My Business (sobre todo para el SEO local), etc.

Generar enlaces entrantes

Las webs externas que enlazan tus contenidos son un factor que cada vez tiene más peso en el algoritmo de los buscadores. Por ello, es importante cultivar las relaciones con otros sitios web, publicar comentarios o establecer colaboraciones.

Las estrategias SEO pueden ser más profundas e incluir acciones adicionales como el análisis de los sitios web de la competencia, optimizar el sitemap, tener un código limpio, etc.

Por último, recuerda que el SEO y la paciencia siempre van de la mano. A veces hacen falta años para estar bien posicionado en una búsqueda, pero una vez que lo consigues, recibes un tráfico orgánico que es “gratuito” en tu web y, por supuesto, la posibilidad de que lleguen nuevos clientes por esta vía.

SEA y publicidad display para plan de marketing digital

2) SEA y publicidad display

La publicidad de pago en buscadores y/o redes sociales o SEA (Search Engine Advertisement) es una opción, que puede formar parte del plan de marketing digital de una marca o no según el tipo de negocio y los recursos disponibles. La gran ventaja es su inmediatez: genera resultados y puede atraer tráfico a tu web con mucha más rapidez que el SEO.

La principal herramienta para gestionar campañas de SEA es Google Adwords, con la que se gestiona aproximadamente un 90 % de los enlaces comerciales de Internet. Con ella, pagarás por anuncios que aparecerán en lo alto de los resultados de las búsquedas que te interesen, diferenciados de los resultados del tráfico orgánico. En función de la popularidad de cada búsqueda, el anuncio tendrá más o menos coste. Los anuncios se pagan en coste por clic (CPC), es decir, solo por los visitantes que hayan hecho clic en el enlace. También es posible segmentar las campañas según otros criterios como la ubicación de los usuarios.

Una alternativa al SEA es la llamada publicidad display, que son los banners con imágenes o vídeo que se muestran en los laterales o la parte superior de otros sitios web. Es más barata, pero su eficacia es menor y a veces merece más la pena invertir en otros recursos para el plan de marketing. También existe la publicidad de pago en redes sociales, de la que hablaremos en el siguiente punto.

Redes sociales en un plan de marketing digital

3) Redes sociales

Junto a la creación de la página web, las redes sociales son otra piedra angular en un buen plan de marketing digital de una marca. Estar en redes sociales es una necesidad, pero no se trata de “abrir perfiles” en Facebook, Twitter e Instagram sin saber bien qué vas a hacer en ellos. No caigas en el error más frecuente que cometen los emprendedores cuando inician su negocio en internet: abrir perfiles en todas las redes sociales. Tu marca deberá estar en la red social donde esté tu cliente ideal. Además, deberás ser consciente de cuántos perfiles en redes sociales podrás gestionar (bien) sin morir en el intento.

El objetivo de una estrategia en redes sociales es establecer una relación entre la marca y los usuarios. Para lograrlo, debes fijar una serie de objetivos mesurables y acotados en el tiempo. Un buen punto de partida suele ser analizar las debilidades y fortalezas de la competencia. De esta manera, con un plan de social media marketing para tu marca, será más sencillo decidir en qué redes sociales quieres tener presencia y qué tipo de contenido vas a compartir en ellas.

Por ejemplo, no te pierdas estos 8 consejos de marketing para petarlo en Instagram.

Campañas de tráfico de pago

Además, como decíamos, otra opción para la estrategia en redes sociales son las campañas de tráfico de pago. Las principales redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn) ofrecen la posibilidad de publicar anuncios para promocionar tus contenidos y un panel para gestionarlos directamente desde tu cuenta.

Publicidad de influencers

Por último, la publicidad con influencers es una estrategia cada vez más común. Por la popularidad que está adquiriendo, suele tener un coste mayor que los anuncios. Si te interesa buscar influencers, existen plataformas virtuales como Influencity o Audiense que se dedican a poner en contacto a las marcas con las personas influyentes en redes sociales.

Email marketing para un plan de marketing digital

4) Campañas de correo electrónico o email marketing

El email es uno de los canales más eficaces para el marketing. Su tasa de apertura media, (el promedio de personas que abren un email) que oscila entre el 20 % y el 60 %, es bastante superior a la de otro tipo de campañas como las de Adwords o publicidad en redes sociales, donde es raro que la tasa de clics supere el 10 %.

Al enviar correos electrónicos masivos, siempre existe el riesgo de que perciban tu marca como spam o correo no deseado. Pero esa amenaza se puede mitigar si las campañas de email marketing se diseñan bien. En primer lugar, es necesario obtener el consentimiento de los receptores para recibir correos de tu marca (esto se hace en tu página web) y de anular la suscripción en el momento que lo deseen. Además de una buena práctica, es un requisito legal.

Como se pueden dar de baja en cualquier momento, tendrás que pensar bien qué correos electrónicos envías y a quién. Por eso, la segmentación es una buena práctica de cualquier campaña de marketing por correo electrónico. Hoy en día, existen programas para gestionar de campañas de email marketing que permiten enviar un correo electrónico únicamente a los usuarios que hicieron clic en una determinada oferta, que leyeron cierto artículo, que pertenezcan a un intervalo de edades o vivan en una ciudad específica, por poner solo algunos ejemplos. Las posibilidades son casi infinitas.

Por tanto, una parte del presupuesto del plan de marketing digital de una marca puede estar bien invertido en el envío de correos electrónicos, siempre que se haga bien y se evalúen los resultados.

Afiliación para el plan de marketing digital

5) Afiliación

La afiliación consiste en llegar a un acuerdo con una empresa o una web afiliada para que publiciten tu marca. A cambio, cobra una comisión por las ventas, ya que es un intermediario en ellas.

Es un recurso opcional para el plan de marketing digital de una marca que puede ser más o menos conveniente en función del sector y el negocio. Si vendes productos o servicios, puede ser un buen canal de adquisición de clientes o una forma de atraer tráfico hacia tu sitio web. Amazon es, por ejemplo, uno de los principales sitios web que tienen un programa de afiliados.

marketing de contenidos para el plan de marketing digital

6) Marketing de contenidos

El marketing de contenidos complementa muchas de las acciones anteriores, sobre todo el posicionamiento SEO y la gestión de redes sociales. Gestionar un blog con contenidos que generan valor, en el que no solo hablas de tus productos, es una oportunidad de gran valor para conversar con los usuarios y atraer clientes de una forma más natural. Deberás investigar qué temas les interesan y hablar sobre ellos con el simple objetivo de generar valor y sentar las bases de una relación entre el usuario y la marca.

Algunos contenidos de valor que puedes ofrecen a los visitantes de tu web son tutoriales en vídeo, e-books descargables sobre algún tema que les interese, eventos o formaciones virtuales, consejos prácticos, etc. Recuerda la importancia de mantener una identidad visual de marca coherente en todos estos contenidos.

Una decisión de compra no se suele tomar instantáneamente. A menudo, el usuario necesita informarse y tomarse su tiempo antes de su conversión en cliente. Sentir que le están vendiendo algo de forma directa y no personalizada puede resultar contraproducente. A veces, es importante invertir tiempo y recursos en, simplemente, cultivar la relación.

Extra: el marketing presencial

En este artículo nos hemos querido centrar en los principales pilares del plan de marketing digital de una marca. No obstante, por mucha relevancia que tenga la red hoy en día, no perdemos de vista otras acciones en el ámbito de la comunicación presencial que también forman parte de un plan de marketing, como los eventos presenciales, formaciones y otras acciones de networking. Recuerda que, al final, las relaciones cara a cara son las que terminan por generar más arraigo.

Conclusión

El plan de marketing de una marca consta de diferentes acciones y cada proyecto es diferente. Pero si algo debes recordar es que esta fase, es una carrera de fondo con visión a largo plazo, es tan importante o más que las gestiones iniciales para tener presencia básica en la web y en las redes sociales.

Si ya tienes una web y estás pensando rediseñarla, revisa estas 7 claves a definir antes del cambio, para acertar.

Planificar un presupuesto y asignar recursos no siempre es fácil. Si aún no empezaste con el branding digital de tu marca, ahora ya sabes que no es un coste inicial puntual como amueblar el local (aunque los muebles también se pueden deteriorar y habrá que repararlos o cambiarlos). Siempre será más realista planificarlo como una inversión a largo plazo con un presupuesto anual.

Si ya tienes una web pero no sabías por dónde continuar, esperamos que este artículo te haya dado algunas pautas básicas para conocer las acciones que tienes a tu alcance. Solo ha raspado la superficie, por supuesto. Ahora te toca a ti evaluar qué estrategias son más adecuadas para tu proyecto.

Cuéntame ¿Qué otra estrategia añadirías para dar a conocer tu marca en tu plan de marketing digital?

firma susana

SUSANA MORIN

creadora de Love Visual Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Love visual marketing te informa que la información que nos facilitas será tratada por Susana Morín Vargas como responsable de la web, con el fin de gestionar y publicar los comentarios en el sitio web. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicites su cancelación. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. La legitimación se obtiene mediante tu consentimiento. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Podrás ejercer tus derechos en info@lovevisualmarketing.com. Puedes conocer la información adicional en relación a los datos personales en nuestra política de privacidad.

¿Analizamos juntos tu marca?

Haz ahora mi test gratuito de branding y descubre de inmediato cómo puedes mejorar tu marca.

Recibe el resultado personalizado en tu mail con consejos y recursos gratis.

Haz tu pregunta acerca de
Love One Page

1 Compartir
Compartir
Twittear
Pin1
Compartir