¡Qué importante es posicionar en Google para recibir visitas! Por eso hoy os presento a Dean Romero, autodidacta en SEO y bloguero del blog Blogger 3.0, quien nos ha preparado una guía completa con claves y consejos para posicionar nuestros artículos en Google. Seguro que nos da muchas luces.


El tráfico para nuestro blog es importante, de hecho lo es tanto que existen bloggers que desarrollan modelos de negocio tan solo basados en la captación de tráfico “en bruto” (es decir, sin cualificar) y lograr esto no se puede llevar a cabo sin pasar por el aro del SEO. Pero, ¿Qué pasa si lo que yo tengo es un blog de marca y quiero ganar más visitas? En el presente artículo vamos a abordar una serie de cuestiones fundamentales a tener en cuenta a la hora de posicionar un artículo de tu blog en Google, abordando procesos tales como la selección de las palabras, la optimización interna y posteriormente la comprobación de la posición que ocupamos en los resultados. Vamos allá. posicionar Google artículo tu blog

El posicionamiento en los blogs de marca: conceptos básicos

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que no se hace SEO del mismo modo para un blog donde fomentas tu marca personal (lo que también podría considerarse un blog profesional), donde mezclas tu imagen real y cuentas tus propias experiencias que otro tipo de blog de temática más específica pensado exclusivamente para monetizar (y habitualmente conocidos con el nombre de “blogs de nicho”). El tráfico que recibe un blog de nicho específico (animales, viajes, recetas…) más o menos trabajado en comparación con un blog de marca de características similares suele ser de media bastante mayor, a menos que tengas un perfil claramente “influencer”. La diferencia la marca el SEO que apliquemos a los diferentes tipos de blogs y la dirección de los artículos que se publican en uno u otro blog, ya que en uno irán enfocados sobre todo a una comunidad y en el otro irán enfocados a los buscadores. En mi caso, mientras que por ejemplo, en mi blog en Blogger3.0 podría hacer un post del tipo “mi primera experiencia redactando en Quondos”, en otro blog de nicho como Animalfiel el post sería del tipo “los cuidado de un gato persa”. Es decir, en uno busco generar engagement y en el otro voy a por visitas puras y duras. Pero entonces ¿Cómo puedes aplicar el SEO en un blog de marca? Para ello ten en cuenta la siguiente secuencia.

Primero busca el artículo correcto

Partiremos de la base de que a pesar de tener un blog con matices más personales también podremos dirigirnos hacia determinadas palabras clave dentro de nuestro sector. Pero ¿Cómo saber las palabras clave correctas para elegir el post a posicionar? palabra clave En este punto tenemos varias opciones:

  • Usar la herramienta adecuada. Utilizar Semrush para averiguar que palabras son las más aprovechables por parte de tu competencia, y con “competencia” tan solo nos vamos a referir de forma técnica a aquellos blogs de temática similar y sobre todo (y muy importante) de fuerza similar, según los patrones de la MOZbar (una barrita que puedes instalar en tu navegador a modo de plugin para verificar la fuerza de las páginas web).

No nos centraremos en esto.

  • Google Analytics. Analytics te va a decir que contenidos te traen más tráfico (lo normal es que esos contenidos estén bien posicionados). Por tanto, una de las estrategias que me funcionó bastante bien en los inicios de algunos blogs fue la de centrarme en crear contenidos que previamente ya habían posicionado de entre todos los post que ya se habían publicado en el blog. Para hacernos una idea ficticia, supongamos que en Love Visual Marketing una buena parte del tráfico le llega por las entradas “dedicadas al marketing visual” (por que se han incrustado bien dentro de Google). Pues aquí la idea consistiría en crear contenidos muy similares rondando las mismas palabras clave y haciendo por tanto, esa base de contenidos “sobre marketing visual” aún más grande (algunos de los nuevos post posicionarán, otros no).
  • Planificador de palabras clave de Google Adwords. Lo he dejado para el final pero en realidad es una de las herramientas más importantes. Ahora para utilizarlo hace falta estar logeado en la plataforma de Google Adwords, pero esto no tiene mayor complejidad.A través de esta herramienta corroboraremos si hay búsquedas (es decir, demanda) de los contenidos que estamos valorando posicionar. Y de ser así… ¿Nos deberíamos lanzar ya a la piscina? Un ejemplo del uso del planificador de palabras clave en profundidad. Todavía no. Antes tenemos que corroborar el siguiente apartado 🙂

Observando los primeros resultados de Google

Una vez creemos que tenemos el tema correcto o palabra clave a posicionar (es lo mismo) deberemos contrastar esto en los resultados del buscador. Para ello descargaremos, en caso de que no lo hayamos hecho aún, la barrita MOZbar y la instalaremos en nuestro navegador, para de este modo poder ver la fuerza de los primeros resultados de búsqueda de la palabra clave que queremos posicionar. Ahora nos vamos a Google e introducimos la secuencia de búsquedas que queremos posicionar nosotros (por ejemplo, supongamos que hemos elegido la palabra clave “marketing visual”). Nos aparecerán resultados similares y de ese modo a través de la Mozbar podremos observar los resultados de PA (Page Authority) y DA (Domain Authority) y ver si nos conviene redactar ese post o no. Esta es la forma “manual” de hacerlo y la más sencilla. También tenemos que tener en cuenta el punto de partida de nuestro blog, a la hora de evaluar a la citada competencia. Por ejemplo, si estamos buscando tratar de posicionar un post en un blog totalmente nuevo podremos analizar la fuerza de los resultados de incluso la segunda página y valorar si es factible llegar hasta ahí (un blog de PA1 y DA1 puede rankear ya algunas keywords si la estrategia se plantea bien). Sin embargo, si el blog ya tiene un mínimo recorrido quizás lo más interesante sería valorar tan solo los resultados de la primera página.

Por último: ¿Vamos a por palabras con tráfico?

En mi opinión no siempre es necesario, y soy consciente de que esto va en contra de la corriente de opinión mayoritaria. Una vez más todo depende. Si tu blog es un blog monstruoso del estilo LifeStyle al Cuadrado o Ciudadano 2.0 pues entonces sí que tendría sentido centrase solo en palabras con grandes cantidades de búsquedas. Pero el mercado de Google al que se dirigen (o se pueden dirigir) este tipo de páginas es diferente al de la mayoría de nosotros. Si tienes un blog de tamaño medio muchas veces utilizar secuencias de palabras clave “long tail” con muy poquitas búsquedas puede ser lo más recomendado. En mi caso por ejemplo una de las entradas que más visitas me reporta de forma regular y para la cual estoy el primero en Google es una secuencia de frase con 30 – 40 búsquedas al mes… Esto lo puedo conocer por un lado a través de mi Google Analytics, ya que una buena porción del tráfico me llega hacia la entrada que está optimizada para la citada búsqueda que solo realizan 30 – 40 personas. Un volumen de búsqueda, que por cierto puedes conocer a través del planificador de palabras de Google Adwords. Cuanto menos curioso 😉

Optimización interna: ¿Dónde poner la palabra clave?

donde poner la palabra clave correcta   La colocación de la palabra clave o palabras clave es fundamental para partir de un artículo con posibilidades de posicionarse. Lo normal es dirigir un post hacia una sola palabra clave central, aunque también pueden ser dos. Los artículos que van a por dos son normalmente comparativas entre dos elementos (como el ejemplo enlazado abajo). Algo del estilo: Producto X Versus Producto Y Donde producto X es una keyword, y producto Y es la otra. Una de las cosas que he observado es que los artículos divididos en grandes bloques y que en el H1 atacan dos palabras clave, normalmente posicionan bastante bien. Interpreto de esto (aunque son conclusiones mías) que Google entiende o valora que el post puede tratarse de una comparación entre dos tipos de empresas o productos, ante lo cual, si el blog en general es de calidad, trata de mostrarlo en los primeros resultado con el fin de que el usuario pueda comparar mejor ambas opciones. Un buen ejemplo podría ser este. Pero independientemente de si seleccionamos dos keywords o una sola vamos a incluir siempre este esquema de optimización básico:

  • -Palabra clave en Url
  • -Palabra clave en H1
  • -Palabra clave en al menos un H2 (pero no en todos)
  • -Palabra clave exacta en el texto 1 – 2 veces
  • -Palabra clave en alguna imagen en el texto alt (pero no en todas)
  • -Todo el resto del contenido con abundantes variaciones de la palabra clave (por ejemplo si la palabra clave principal es “Marketing visual” variaciones podrían ser “visual marketing”, “Marketing en imágenes”… y similares).
  • -Palabra clave y variaciones en enlaces internos y enlaces salientes del post
  • -¿Meta etiquetas? No hace especialmente falta. Las tags mucha gente no las usa y las metakeyword ya no tienen efecto de cara a Google.

Las meta etiquetas son atributos de código que complementan un artículo. Por ejemplo en WordPress aparecen debajo del post (título, descripción y metakeywords) y en los laterales (tags).

Ya he publicado, pero ahora ¿Dónde estoy?

posición conseguida Google Vamos a ver el modo de verificar nuestra posición en Google de manera manual ya que en mi opinión tiene una ventaja importante: Te permite centrarte de forma más exclusiva en una keyword en concreto, ya que de modo masivo tu atención probablemente se bifurcaría y por lo menos bajo mi experiencia, la mejor manera de posicionar un artículo es obsesionarse con ese post en particular. Alguna vez he oído hablar de herramientas como rankerizer y parecidas que ayudan a comprobar rankings de manera automática pero hasta ahora nunca las he usado. Otras como SEMrush y Sistrix también te muestras posiciones de manera agrupada pero aquí ya entraríamos en terrenos un poco más avanzados y no es la intención del artículo. Por tanto procederemos a realizar la búsqueda de la palabra clave que durante todo el proceso hemos tratado de posicionar de manera manual en los resultados de Google (también conocidos con el nombre de SERPs). Los blogs de fuerza mediana normalmente tardan entorno a un día en indexar la mayoría de sus resultados en Google. Para ello el proceso es tan simple como copiar el título del artículo o las palabras clave centrales e ir a navegación privada en nuestro navegador. Para activar el modo navegación privada nos tenemos que ir al cuadradito de las opciones de Google Chrome y hacer clic sobre la tercera opción “nueva ventana de incógnito”. Ahora introducimos las palabras y observamos entre los resultados hasta dar con el nuestro, aunque aquí una buena practica es configurar el navegador para que Google nos muestre 100 resultados por página (en lugar de 10) y pulsar Control + F más el nombre de tu blog para terminar antes.


Estas son algunas prácticas fundamentales a la hora de proceder con el posicionamiento de un artículo de tu blog. Espero que te haya podido ser útil y por último dar las gracias a Susana por invitarme a escribir en un blog tan chulo como este. ¡Hasta la próxima!  

0
Compartir126
Twittear1
Pin4
+111
Compartir84
226 Compartir